Acerca del Abogado Jacobo

¿Quién es el Abogado Jacobo?

Hola mi nombre es Jacob Goad. Mis amigos me dicen Jacobo. Nací en Carolina del Norte. Mis padres me criaron en las afueras de Greensboro, NC.

Escuela

Cuando entré sexto año de escuela, estudié francés y no me gustó mucho. Pero un semestre vino una profesora de España, y me empezó a enseñar español. Ella se llamaba Laura y era una persona muy bella, y cómo pasa a cada adolescente, su belleza me impresionó bastante. Además, su cultura de España me fascinó. Casi nunca había interactuado tanto con una persona extranjera.

Tuve la oportunidad de conocer a Laura de cerca porque era muy amiga con uno de mis entrenadores de deporte. Habiendo yo crecido en un pueblo muy rural del Norte Carolina, no había tenido mucha interacción con la gente extranjera hasta ese punto en mi vida. Me dio bastante curiosidad de aprender más sobre diferentes lugares del mundo.

Iquitos, Perú

Yo era muy activo en mi Iglesia en ese entonces, y el Pastor de mi Iglesia me sugirió ir a Iquitos, Perú cuando yo tenía 16 años para hacer un proyecto. Había un anciano en mi Iglesia que no quería que me vaya a Perú porque pensaba que era muy joven e inmaduro.  Me enojé, y me reuní con él, y se cambió de opinión cuando vio mi deseo de ir.

Avvo - Rate your Lawyer. Get Free Legal Advice.
10.0Jacob Allen Goad
Jacob Allen GoadReviewsout of 21 reviews
contacto abogado jacobo

Mi primer viaje a Perú

Voluntariado en el Perú

Yo era muy activo en mi Iglesia en ese entonces, y el Pastor de mi Iglesia me sugirió ir a Perú cuando yo tenía 16 años para hacer un proyecto. Había un anciano en mi Iglesia que no quería que me vaya a Perú porque pensaba que era muy joven e inmaduro.  Me enojé, y me reuní con él, y se cambió de opinión cuando vio mi deseo de ir.

Volamos a Lima Perú, y luego tomamos otro vuelo a Iquitos, Perú, en la selva Amazónica, dónde fuimos por bote por el río Amazonas. Doy gracias a Dios que tuve la oportunidad de viajar tan joven. Me abrió los ojos al mundo y me dio la oportunidad de conocer otras culturas a cercas.

Cuando fui a Perú, empecé a interpretar para clínicas dentales. La verdad es que no sabía mucho, ni calificaba para ese tipo de trabajo, pero empecé a aprender más español cada día por la necesidad. ¡Las vidas, o sea las bocas, de estos pacientes es estaban en mis manos!

contacto abogado jacobo

Viajando a México

Mérida, México

Después de ir a visitar Perú, tuve la oportunidad de ir a México con un grupo de personas de mi Iglesia. Fuimos a un pueblo que se llama Mérida en la península Yucatán. Jamás había visto playas tan lindas en mi vida. Me sorprendí por el agua tan clara. Y viajamos a las ruinas de Chichén Itzá. Ese viaje me enseñó a respetar la cultura Maya.

El fútbol y la cultura

Pero más que eso, me transformó la oportunidad de jugar fútbol y tocar música con mis nuevos amigos mexicanos. Es emocionante intercambiar insultos en otro idioma cuando te meten un gol. Me enseñaron la música de Maná, y quien es América y Chivas, y cuando volví a los Estados Unidos aun traté de hacer los punteos de los guitarristas mexicanos, pero nunca logré hacerlo como Maná. Todavía puedo escuchar canciones como “Rayando el sol” y me lleva de regreso a México.

Un estudio en Greensboro, Carolina del Norte

Después de volver a los Estados Unidos después de ese verano, empecé un estudio etnográfico de una pequeña comunidad Mexicana viviendo en Greensboro. Resulta que esta comunidad estaba casi totalmente compuesta de personas de la misma región en México, lo cual se ve a menudo. Escribí una tesis sobre la cultura de ellos y sus experiencias de haber venido aquí a los Estados Unidos.

Era muy interesante ver las diferentes experiencias habían pasado para poder venir aquí. Algunos habían venido en buses o aviones, a otros habían venido por el desierto, y otros habían cruzado por el Río Grande. Sobresalieron desafíos y llegaron. A pesar de estar tan lejos de su lugar natal, empecé a ver que su cultura seguía aquí a pesar de la distancia, pero incorporando y entremezclando elementos nuevos de aquí. Continuaban con tradiciones y comidas de su región incluyendo comidas especiales (tamales, sopas y tortillas hecho a mano) y diferentes tradiciones religiosas. Pero más que nada, me impresionó que la familia seguía siendo central en su vida. Qué bonito.

Etapa universitaria y veranos al Perú

La Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill

Después de la secundaria, estudié en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y me concentré en los estudios de la literatura Latinoamericana y la justicia social. Cada verano regresaba a Perú para trabajar en los derechos humanos para la gente indígena (con Paz y Esperanza) y con clínicas (Asociación San Lucas) para niños con fisura labial y palentina. Durante los 3 meses cada verano vivía con una familia peruana compuesta de Mamá Mery, Papá Pedro (que descanse en paz), y mis hermanos Jean Peter y Fiorella Nicole. La familia Tomanguillo López me trató como su propia familia. Los quiero mucho, y mantengo contacto con ellos mis amigos de Perú, aunque no tanto como quisiera.

La famila peruana

Volvía a mi familia foránea y me sentía feliz con ellos.  Me cocinarían cosas muy ricas y me llevarían a diferentes eventos cómo tumbar las unshas.  Sobre todo, pasaría mucho tiempo en familia. Era interesante para mi comparar la experiencia con ellos con la experiencia con mi propia familia.

Los días festivos

En los días festivos, tumbar la unsha (o yunsa) es una tradición en la Selva de Perú donde la gente baila alrededor de un árbol qué está lleno de regalos para los participantes, mientras algunos participantes van cortando con el hacha. Siempre hay señoras que van pellizcándote y hay otros que echan licor a las masas. es fascinante el espectáculo y la música.

Apreciar la cultura

En estos viajes tuve el placer de ver que la comunidad hispana es muy diversa. La selva peruana tenía varias tribus que me impresionaron por sus distintas tradiciones. Las mujeres llevaban faldas tradicionales de la selva para taparse. Y el modo principal de transporte era caminar o ir por canoa porque no había muchas carreteras en esta zona.

Distintas tradiciones 

Cada país en Latinoamérica tiene sus distintas tradiciones, pero tuve placer te probar comida en diferentes países como Honduras, México, Perú, y El Salvador. La comida en Perú, por ejemplo, tiene diferentes elementos del mar, frutas verduras de la selva, y diferentes géneros de papas y tubérculos de los Andes. Además, visitar diferentes regiones de México de ver que cada región tiene sus propias costumbres.  Por ejemplo, la gente de D.F. es muy cosmopolitita, mientras gente del campo en Michoacán, donde fui a Pátzcuaro y Janitzio, está más contento viviendo una vida más agraria, muy unido con el campo y ganadería.

El festejo de la fiesta de San Juan es lo que me granjeó el cariño para tradiciones de pueblos pequeños. Las tradiciones de las personas de estas regiones son tan importantes para la vida cultural, y es algo muy especial para mí de haber participado te estas actividades tan hermosas.

Etapa post-universitaria y viaje al Perú

Después de terminar la Universidad, tuve la oportunidad de trabajar en Perú otros dos años. En ese tiempo acompañaba a diferentes grupos visitando desde los Estados Unidos para hacer acompañamiento con una red de grupos en Perú. En ese entonces también me involucré en la incidencia política para el medio ambiente de Perú. Hablé con diferentes comunidades que sufrían contaminación a causa de la industria minera y metalúrgica. Aprendí que, sin reglas y leyes, y no hacer cumplir con las leyes que existen, se puede arruinar la salud y el bienestar de la comunidad. Es por eso por lo que decidí estudiar leyes eventualmente. Quería luchar a favor de las personas que no podían defenderse por las estructuras de poder que existen.

Han sido varios años desde que tuve el placer de ir a Latinoamérica. Después de entrar a estudiar leyes la vida has sido ajetreada. Sin embargo, como abogado  tener interacciones con mis clientes que hablan español y con mis amigos latinos.

¿Necesitas ayuda?

Contáctame ahora